Varias muertes por intolerancia muestran el poco valor a la vida

Varios hechos sangrientos por falta de tolerancia o poca empatía, en que principalmente jóvenes pierden la vida, que se sucedieron en estos días, demuestran el poco valor que se da a la vida. El más reciente es el de un joven que fue asesinado de un disparo en la cabeza durante una pelea.

El lamentable hecho de violencia extrema se registró en la mañana de ayer en una lomitería ubicada sobre la calle Pratt Gill casi Acceso Sur, del barrio Paí Ñu de la ciudad de Ñemby, Departamento Central.

La víctima fue identificada como Cristopher Agustín Ayala Benítez (24), quien, según se aprecia en los videos de circuito cerrado que fueron viralizados, acusó un disparo de arma de fuego en la cabeza.

El autor del mortal disparo, siempre según las imágenes, es un joven delgado, quien vestía un quepis blanco, campera de color negro y pantalón de color beige.

Los intervinientes desconocen el motivo por el que se inició la riña entre varias personas, que se tomaron a golpes de puño y patadas mientras se aglomeraban en el local gastronómico.

Agentes de la Comisaría 7ª Central detuvieron a Martín Israel Martínez Thompson (21), sindicado como responsable del asesinato, y también hallaron el arma que habría sido utilizada para acabar con la joven vida.

POR ORINAR

El guardia de seguridad Rubén Medina (55) mató de un escopetazo en la cabeza a Alejandro David Martínez (26) en la noche del viernes, cuando intentaba orinar en la vereda de la empresa donde trabaja el vigilante, sobre la avenida Guido Boggiani casi Doctor Facundo Machaín, del barrio Villa Aurelia de Asunción.

En otro hecho, un joven fue atacado con machete el sábado, por un hombre que luego se dio a la fuga. Ocurrió en la compañía Potrero Angelito de Itacurubi de la Cordillera.

Resultó víctima del suceso Pedro Agustín Martínez Cardozo (22), quien acusó como responsable del ataque a Ángel Araújo, cuyos demás datos se desconocen.

Según la madre del herido, Gloria Cardozo, su hijo se encontraba en una despensa con varios amigos ingiriendo bebidas alcohólicas cuando apareció el hombre, quien le causó con un machetillo heridas cortantes en el brazo y pierna izquierda.

El viernes, el suboficial Rosalino Acosta Caballero acusó una herida de arma blanca en el brazo mientras trabajaba en la seguridad de un torneo de fútbol escolar en Itapúa.

El supuesto autor es Arturo Monzón Acuña, quien tras el hecho cruzó el río Paraná y se refugió en la Argentina.

RIÑA. Mientras se producía una pelea entre varias personas, un joven mató a otro de un disparo.

POR ORINAR. Un joven falleció de un tiro en la cabeza efectuado por un guardia de seguridad.

Fuente: Última Hora