Un chino habría participado en el homicidio de Marcelo Pecci

Un ciudadano de nacionalidad china habría participado en el plan del atentado contra el fiscal Marcelo Pecci, según había confesado a la Fiscalía Francisco Luis Correa Galeano, acusado de ser el cerebro del homicidio.

El fiscal Mario Andrés Burgos manifestó que Francisco Luis Correa Galeano, acusado de ser el cerebro del homicidio del fiscal Marcelo Pecci, ocurrido el 10 de mayo del 2022 en Colombia, señaló en un interrogatorio que él fue contactado inicialmente por teléfono el 30 de abril de 2022 por Ramón Emilio Pérez Hoyos, quien le dijo que estaba con un ciudadano chino, al que llamarían El Chino y había una “vuelta que hacer”.

Luego, se reunieron en Medellín, donde le entregó más detalles del encargo, según informó el sitio digital Infobae.com.

“Para el 2 de mayo de 2022, Ramón (Emilio Pérez Hoyos) me citó en el centro. Él ese día me dijo que había una vuelta para matar a un fiscal paraguayo, me dio el nombre, que era el fiscal Marcelo Pecci, que, porque el man se la tenía montada al patrón de él, porque le metió un hermano a la cárcel”, dijo el informante y coordinador del crimen a la Fiscalía.

Correa Galeano sostuvo que no conocía el nombre del jefe de los hermanos Pérez Hoyos, pero lo que sabía era que tenía nacionalidad paraguaya. De acuerdo con el testimonio, Ramón pertenecía a la banda Los Paisas que llegó a comandar en el 2010, mientras que Andrés Felipe sería el encargado de envíos de cocaína de un narcotraficante de Paraguay que sería el que ordenó el crimen de Pecci.

Estas declaraciones las manifestó Correa Galeano el 4 de junio del 2022 durante su confesión y este domingo las leyó el fiscal en la audiencia de imputación contra los hermanos Andrés Felipe y Ramón Emilio Pérez Hoyos.

Hay un total de siete detenidos

Los hermanos Andrés Felipe Pérez Hoyos y Ramón Emilio Pérez Hoyos, detenidos este fin de semana por el asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, aceptaron los cargos imputados y pidieron perdón a la familia. Son sospechosos de haber planeado, pagado y contratado a los autores materiales del asesinato del fiscal paraguayo.

Para el hecho, habrían ofrecido 1.500 millones de pesos colombianos y se encuentran imputados por los delitos de homicidio agravado y porte de armas, en calidad de coautores.

El 18 de junio pasado, un juzgado en Cartagena condenó a 23 años y seis meses de cárcel a cuatro de los cinco detenidos por el homicidio del fiscal paraguayo Marcelo Pecci.

La Fiscalía identificó a los condenados como Wendret Still Scott Carrillo, de nacionalidad venezolana, quien según la investigación habría disparado contra el fiscal; Eiverson Arrieta, quien habría estado a cargo del transporte y la logística del ataque; y Marisol Londoño y Cristian Monsalve Londoño, los cuales habrían hecho el seguimiento de la víctima.

Por este caso, Colombia solicitó a Venezuela la extradición de Gabriel Salinas, vinculado al crimen, pero el Gobierno de ese país le manifestó que no lo hará porque su Constitución lo prohíbe.

Salinas, que fue detenido en diciembre pasado en Caracas, era buscado por la Interpol a petición de las autoridades colombianas, por el delito de homicidio agravado y tráfico de armas y municiones agravado.

Según la información de la Policía de Colombia, Salinas es quien, al parecer, conducía la moto acuática en la que se movilizó el homicida y que lo llevó hasta la playa del hotel de Barú, donde Pecci pasaba la luna de miel con su esposa.

Las autoridades consideran que Miguel Ángel Insfrán Galeano, conocido con el alias de Tío Rico, podría estar detrás del homicidio del fiscal Pecci. El hombre presuntamente lidera un clan criminal, junto a Sebastián Enrique Marset Cabrera, de narcotráfico y lavado de activos en Paraguay.

En los últimos años, las autoridades han seguido a José Insfrán Galeano, un supuesto pastor que se encuentra prófugo y al que le han incautado varios bienes por su asociación con ese grupo criminal y familiar.///UH