Senacsa analiza otros posibles focos de gripe aviar en Paraguay

Desde la Senacsa informaron que se encuentran procesando tres nuevas muestras de aves tras notificaciones por sospecha de gripe aviar en distintos puntos del país. Instan a reforzar la bioseguridad y notificar las sospechas.

Carlos Ramírez, director de Epidemiología del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), encabezó en la mañana de este lunes una conferencia de prensa donde informó que la institución recibió tres nuevas notificaciones de sospecha de gripe aviar en el país. Hasta el momento ya se confirmaron tres focos de infecciones.

Señaló que el primer caso sospechoso sería de Puerto Casado, Departamento de Alto Paraguay, el segundo, se registró en Bella Vista, Departamento de Amambay, y el otro, en Mariscal Estigarribia, Departamento de Boquerón, cuyas muestras ya están siendo procesadas en laboratorio a fin de descartar o confirmar los casos.

Ante los casos ya confirmados y estas nuevas sospechas, Ramírez instó a todas las granjas y productores a reforzar las medidas de bioseguridad y, sobre todo, a notificar las sospechas, a fin de que se pueda intervenir a tiempo y evitar la propagación.

El titular del Senacsa reiteró que, pese a los tres casos confirmados a nivel país, el estatus de libre de gripe aviar del país y el comercio avícola no se ven afectados, así como no constituye un peligro para la sociedad.

El consumo es seguro

«El consumo de productos avícolas es seguro para la ciudadanía, eso no debería crear alerta, pero siempre sometido a cocción, es muy seguro porque no consumimos alimentos crudos. El agente causal de la influenza aviar es muy sensible a las altas temperaturas y con un punto de ebullición, la desnaturalización del virus es inmediata», sostuvo el director.

En cuanto al protocolo que está implementando el Senacsa, aseguró que ya se activaron los protocolos para impedir que la enfermedad salga de las zonas en las que fueron detectadas, por lo que se aprobaron resoluciones que prohíbe el traslado de aves, productos y subproductos de origen animal, incluso huevos fértiles, de dichas áreas.

Señaló que se están llevando a cabo capacitaciones referentes a la detección de la gripe aviar a través de la realización de simulacros, conjuntamente con la cooperación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), además de campañas de concienciación a diferentes sectores de la sociedad.

Para intervenir ante los posibles casos, la institución dispuso puestos de emergencia y barreras sanitarias en diferentes lugares alrededor de las áreas denominadas de emergencia, como en zonas aledañas de Mariscal Estigarribia, Boquerón y en Noiland.

Durante las tareas de rastreo y vigilancia, realizado por veterinarios profesionales, también se descartó la presencia de aves con síntomas de la enfermedad en producciones familiares, según afirmó Ramírez.

Tres focos detectados el fin de semana

Este fin de semana se confirmó el tercer foco de influenza aviar en el Chaco. Los dos casos anteriores corresponden a Mariscal Estigarribia y Neuland, en Boquerón.

En este caso, se encontraron 70 aves susceptibles, de las cuales 22 murieron, estaban sanas 44, mientras que 4 tenían síntomas de la enfermedad. Para eliminar el foco, se sacrificaron todas las aves que seguían con vida, es decir, las sanas y las que tenían síntomas.

Todas son aves de autoconsumo o de producción casera. Se trata en su mayoría de gallinas, pero también hay patos, pavos y guineas, según explicaron desde el Senacsa.

Según datos de la OPS, en general, los casos de gripe aviar en humanos son puntuales y, cuando han ocurrido, no se han diseminado fácilmente de persona a persona. Sin embargo, el riesgo de establecerse transmisión sostenida entre personas existe.