Se debe apostar a las capacitaciones permanentes

[OPINIÓN] Lo que pasó en el Hospital de San Ignacio fue lamentable, un bebe de apenas cinco días, tuvo que pagar los precios de la falta de previsibilidad de los sucesivos gobiernos. Es probable que no hubo intenciones por parte de las enfermeras de dañar al indefenso bebé, pero la falta de práctica los llevó a cometer el grave error. Si bien la instalación de una terapia en Misiones es un avance del nuevo gobierno, pero si no se apuesta a las capacitaciones permanentes y contrataciones a profesionales competentes, el intento de »curar» puede ser peor.

Te eriza la piel ver el pie del bebé, insisto, tal vez no hubo intención de los profesionales de blanco en dañarlo, pero la complejidad del sistema, derivó a tal resultado.

La lógica es que si uno acude a un hospital, es para curarse, es que para ello se establece un presupuesto al Ministerio de Salud, para que se contrate a profesionales a los efectos de realizar las coberturas médicas, pero el gran problema es, encontrarse con recurso humano no calificado.

Acá lo que pasó es un resultado de la inexperiencia de las enfermeras, y es por falta de previsibilidad de los sucesivos gobiernos, estuvimos fallando y no debemos seguir. La falta de una política pública seria, tiene su costo y es caro.

¿Porque antes ya no se hacían las capacitaciones a los profesionales de blanco para que puedan manejar los aparatos de una terapia? ¿Porque las universidades lanzan a profesionales de blanco que no saben utilizar correctamente los aparatos? Algo esta fallando, tenemos terapia, pero no sabemos utilizarla con eficacia, y la responsabilidad ahora es de este gobierno, que debe identificar los puntos débiles para mejorarlos.

Si Mario Abdo Benitez quiere que se le recuerde como el presidente que revolucionó la salud pública en nuestro país, debe apostar a las capacitaciones permanentes y en forma anticipada, que se contrate a personas capaces en lugares estratégicos que hagan honor a los beneficios que reciben como salarios.

Hoy día, ser parte del plantel de funcionarios de Salud Pública es un privilegio, digo por los miles de paraguayos que aun siguen esperando oportunidades laborales, que quieren ganar aunque sea el sueldo mínimo, por eso las exigencias a los directores de hospitales, centros de salud, doctores, enfermeros/as a que mejoren, que hagan el esfuerzo de cumplir un buen servicio público.

Por Esneider Meza Enciso

Deja un comentario