Se conforma equipo de trabajo interinstitucional para abordar crisis penitenciaria

Reunión entre autoridades de los tres poderes del Estado para abordar la crisis del sector penitenciario, tras la reunión mantenida este lunes, representantes de distintas instituciones del Estado decidieron conformar un equipo de trabajo conjunto que se encargará de estudiar las estrategias necesarias para solucionar la crisis de superpoblación del sistema penitenciario y que ya ha desembocado en recientes hechos violentos.

De la reunión mantenida hoy en sede del Poder Judicial participaron ministros del Poder Ejecutivo, la Fiscal General del Estado, el presidente del Jurado de Enjuiciamento de Magistrados, la Defensora General, el representante del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y varios ministros de la Corte Suprema de Justicia.

Al término de la reunión, el presidente de la Corte Suprema, Eugenio Jiménez Rolón, informó que ha sido «una reunión muy positiva para encarar un problema del Estado paraguayo» y que todos los estamentos representados en la reunión llegaron a la conclusión de la necesidad de conformar una mesa de trabajo conjunto.

Esta mesa de trabajo empezará sus reuniones este mismo miércoles «para encontrar soluciones a corto, mediano y largo plazo», añadió a su turno el ministro del Ministerio de Justicia, Julio Javier Ríos.

El ministro detalló que en la reunión de la fecha se abordaron varias alternativas para buscar solución a la actual crisis penitenciaria, entre las que mencionó el proyecto, ya presentado al Congreso Nacional, de modificación del artículo 245 de la ley 4431/2011 cuya aplicación ha aumentado de manera exponencial la población penitenciaria.

También se mencionó el trabajo de depuración de las causas penales a través de un trabajo conjunta de la Corte Suprema de Justicia y la Defensoría Pública, para dar libertad a personas que ya cumplieron con la pena mínima, y buscar otras salidas alternativas a personas ya procesadas.

Igualmente refirió que se planteó una propuesta de fijación de plazos para la prisión preventiva, la conformación de tribunales unipersonales, así como avanzar en el uso de la tecnología, tanto para la implementación de pulseras para personas con medidas alternativas como para la realización de audiencias.

Finalmente indicó que se abordó también la necesidad de la construcción de nuevas sedes penitenciarias y el trabajo específico con internos de alta peligrosidad.

El presidente de la Corte Suprema destacó que una vez constituida la mesa de trabajo se empezará con acciones conjuntas con la Defensoría, que tiene datos estadísticos que permitirían un aliviamiento de la población penal en un breve tiempo, según adelantó.

«Siempre se ha actuado de una manera reactiva respecto de los problemas; lo que se pretende en este momento es no solamente reaccionar ante una emergencia sino actuar razonadamente, porque tampoco es cuestión de que, por el motivo de la superpoblación penitenciaria, se suelten a muchos delincuentes que puedan poner en peligro la seguridad general de la población», dijo Jiménez Rolón.

Fuente: Agencia IP