Primera mujer imputada por feminicidio en Paraguay

El Ministerio Público imputó, por primera vez, a una mujer bajo la figura de feminicidio, en el marco de un caso que involucra a una embarazada. La procesada es esposa del padre de los bebés.

La fiscala Ana Girala imputó este jueves a Bernardina Dure Aquino y a su esposo, Martín Antonio Vera, por los hechos punibles de homicidio doloso en grado de tentativa, robo agravado, asociación criminal y feminicidio, en que fue víctima Wilma Castillo, quien espera gemelos del hombre y sobrevivió a tres impactos de bala como resultado de un presunto plan para matarla.

Desde el Ministerio Público, informaron que se trata de la primera imputación de una mujer por feminicidio.

La fiscala se basó en el inciso d) del artículo 50 de la Ley 5777/16, de Protección Integral a las Mujeres contra Todo Tipo de Violencia, que establece como circunstancias de feminicidio que “la víctima se hubiera encontrado en una situación de subordinación o dependencia respecto del autor o este se hubiere aprovechado de la situación de vulnerabilidad física o psíquica de la víctima para cometer el hecho”.

En el caso del esposo, su conducta se encuentra enmarcada dentro del mismo apartado, pero también se argumenta con el primer inciso, que señala al presunto autor de feminicidio como alguien que hubiere mantenido con la víctima una relación conyugal, de convivencia, pareja, noviazgo o afectiva en cualquier tiempo.

Por la complejidad del caso, la fiscala solicitó al juez la utilización del tiempo máximo de investigación (seis meses) para formular acusación contra los imputados.

Entre ellos, también se encuentran procesados Marco Brítez Armoa y Roque Vera, -este último, hermano de Martín Vera-, quienes, presuntamente, dispararon contra la mujer, durante un robo con fines de asesinato.

La sobreviviente manifestó que tenía que encontrarse con su ex pareja, Martín Vera, de quien espera gemelos. No obstante, el encuentro habría sido parte del plan para acabar con su vida y la de sus hijos.

En lo que va del año, suman 22 las paraguayas víctimas de feminicidio, siendo la última la docente Patricia Susana Cappo, de 47 años./ÚH

Deja un comentario