Presidente habilita puesta en valor de sitios históricos en el Ñeembucú

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, presidió el acto de recordación de la victoria de Curupayty y la habilitación de remozados monumentos instalados en los escenarios de las grandes batallas de la Guerra del 70.

En emotivo discurso recordó el enorme sacrificio de una generación de paraguayos que prefirió la muerte con honor a la rendición en un conflicto ante un enemigo muy superior en número de soldados y armamentos. Valoró la unidad que ha caracterizado a los paraguayos en situaciones extremas y anunció que seguirán las obras en el Ñeembucú para revertir su injusto aislamiento.

Recordó las numerosas inversiones que realiza su gobierno en la zona, anunciando que a inicios del próximo año acercará al Congreso, el proyecto de asfaltado de la “ruta de la Gloria” que permitirá acceder sin dificultades a los distritos de Humaitá y Paso de Patria, zona en la que se registraron las batallas más importantes de la Guerra del 70.

La Comisión Nacional de Puesta en Valor y Recuperación del Patrimonio Tangible de la Historia del Paraguay, integrada por representantes de los 3 poderes del Estado, es la organización que lidera la recuperación de los sitios históricos del Ñeembucú, concretándose hasta el momento la puesta en valor de una veintena de lugares de gran simbolismo por el sacrificio de nuestros soldados.

Arborización

La Entidad Binacional Yacyretá ha respaldado la reforestación de estos lugares emblemáticos, aportando plantines de árboles nativos, para recrear con la mayor fidelidad posible el escenario natural que presentaban los campos de batalla.

El presidente del Congreso Nacional, Oscar Salomón, indicó que se buscará incentivar la visita a los sitios históricos, promoviendo fundamentalmente la presencia de los estudiantes de diferentes partes del país. Afirmó que se planteará a la EBY disponer de 4 colectivos para disminuir al mínimo el costo de traslado de alumnos, padres y profesores a los lugares más emblemáticos del Ñeembucú. Indicó que todos los paraguayos deben sentir la gran emoción que significa pisar este territorio sagrado de la patria.