Policía y Fiscalía indagan sobre hallazgo de bebé en vertedero

Agentes de la Policía Nacional y la Fiscalía de San Ignacio, Misiones, investigan el hallazgo en el vertedero municipal de una bebé que fue estrangulada.

El suboficial Marcelo Irala, de la Comisaría 3ª de la ciudad de San Ignacio, en el Departamento de Misiones, señaló a través de Monumental 1080 AM que este miércoles continúan las diligencias en prosecución a la investigación del hallazgo del cuerpo de una recién nacida en el vertedero municipal.

Si bien dijo que el caso aún está en una etapa muy incipiente, aseveró que no se descarta que la madre sea de la misma localidad o departamento.

No obstante, manifestó que tampoco se puede descartar la posibilidad de que alguna persona haya llegado hasta la zona a depositar los restos, a fin de que luego sean llevados hasta el vertedero, ubicado a cerca de 8 kilómetros del casco histórico de San Ignacio.

Seguidamente, el agente policial confirmó que el periodo de gestación de la progenitora ya había llegado a término, teniendo en cuenta las características de la bebé, que pesaba 3,5 kilos.

Recordó que este martes aproximadamente a las 16:00, una recicladora del vertedero realizó la llamada a la dependencia policial para reportar el hallazgo, que se produjo mientras realizaba sus labores en el lugar.

La mujer manifestó que los restos estaban dentro de una mochila que pertenecía a una carga de basuras que llegó por la tarde, tras lo cual acudieron al sitio los agentes policiales.

Nota relacionada: Recién nacida fue estrangulada y tirada en vertedero de Misiones

También tuvieron participación del hecho, la fiscala del caso Teresa Martínez y personal de Criminalística y de Investigación de Delitos de la Policía Nacional.

Asimismo, acudió el médico forense del Ministerio Público Félix Forneron, quien examinó el cuerpo y diagnosticó como causa de muerte asfixia por estrangulamiento.

Irala indicó que el hecho se habría cometido a través de una ropa interior femenina de color rosado, que aún se encontraba en el cuello de la recién nacida, mientras que la muerte se habría producido entre 18 y 24 horas antes del hallazgo.

Finalmente, la occisa fue llevada hasta la Morgue del Hospital de San Ignacio para mayores estudios, tras lo cual vecinos de la zona se hicieron cargo de la recién nacida y le dieron sepultura en el cementerio local.

Fuente: Ultima Hora