Nacional remonta en la agonía y navega a segunda fase

Nacional remontó el partido y la serie ante Sport Huancayo bajo una intensa lluvia y avanzó a segunda fase de la Copa Libertadores de América.

Nacional venció este martes a Sport Huancayo por 3-1 en un partido marcado por la intensa lluvia y avanzó a la segunda fase de la Copa Libertadores de América en donde se enfrentará a otro equipo peruano, el Sporting Cristal (global 4-3).

El conjunto paraguayo comenzó perdiendo el cotejo de vuelta, pero en el segundo tiempo reaccionó a tiempo y logró una clasificación agónica gracias al gol de David Fleitas celebrado en el último suspiro.

EL PARTIDO. La Academia dominó con mucha claridad el trámite del primer tiempo del compromiso disputado bajo una intensa lluvia en el Defensores del Chaco, pero careció de contundencia y lo pagó muy caro.

Recién comenzado el juego en Sajonia, a los 3 minutos, Feliciano Brizuela ya desperdició una chance neta de gol al disparar afuera en el primer duelo con el portero Ángel Zamudio.

Posteriormente, pasando el primer cuarto, Juan Augusto Barreda casi ajusticia a su arquero, pero para su suerte su compañero Leonardo Villar estaba sobre la raya y pudo rechazar el balón (16 m).

La siguiente situación también fue increíble, ya que Cristhian Ocampos disparó al travesaño entrando completamente solo tras un centro rastrero de Brizuela, aunque todo indicaba que el delantero albo partía desde posición adelantada (26 m).

Después de tantos fallos en zona ofensiva, el equipo de Pedro Sarabia sufrió la respuesta contundente de su rival. Fue por intermedio de Donald Millán, quien ejecutó un tiro libre perfecto y dio ventaja a su equipo a los 38 minutos. Con este resultado finalizó el lapso inicial.

El segundo tiempo tuvo una demora de 30 minutos debido a que la intensa lluvia que caía sobre la capital paraguaya hizo impracticable el fútbol en mítico coliseo de Asunción.

El Cabo movió el banco y metió tres cambios para el reinicio, pero el encuentro fue muy cortado debido a las fricciones. Esta coyuntura desfavorable coincidió con el momento en el que Nacional jugaba muy lejos de la portería de su rival.

Cerca de la hora del cotejo se despertó definitivamente el Trico. Mathías Martínez llevó el peligro y renovó la esperanza. En el siguiente empuje ya no falló el Albo y gritó el empate por intermedio de Cristhian Ocampos, validado luego de largo trazado de líneas por el VAR (62 m).

Convertido en un ciclón, con la lluvia como protagonista, Nacional dio vuelta el marcador con un precioso gol de Mathías Martínez (69 m).

No obstante, la misión no estaba completa por lo que el elenco de Barrio Obrero siguió arrinconando a Huancayo. Buscó hasta el final y en el último suspiro pudo lograr el gol de la clasificación directa por intermedio de David Fleitas, un premio merecido a favor del equipo que más buscó.

Fuente: D10