Madre de los niños asesinados por policía: “Hace un mes cambió, nunca fue violento”

La pareja del policía que mató a sus hijos y suegros aseguró que nunca la maltrató pero que hace un mes entró en una profunda depresión y pedía que vuelva de España.

Beatriz Romero (21), cuyos hijos, padres y hermana fueron asesinados por su pareja Isidro Casco (31), habló con radio Monumental desde Málaga, España, donde se encuentra trabajando hace ocho meses. Allí fue con la mamá del suboficial que mató a toda la familia y luego se quitó la vida.

«Él le llamó a su mamá, luego ella me llama y me contó lo que pasó. Le llamé a mi hermana y me confirmó que mis hijitos fueron asesinados. No sé qué le pasó, estaba muy alterado, pero nunca dijo lo que haría. Solo dijo que quería que ya estemos en Paraguay. Él le dijo a su mamá ‘nos vemos en el más allá’. En la videollamada él le muestra a su mamá el cadáver de mi hija”, indicó.

Sostuvo que al parecer el hombre entró en una profunda depresión y comenzó a tomar bebidas alcohólicas a diario. Esto a consecuencia de la distancia que había entre ambos y además se sumaba los celos enfermizos que tenía. “Él es celoso y alucinaba, hace un mes que me decía que todos sus compañeros le miraban mal y me pedía volver, pero no conseguía vuelos por la pandemia”, dijo.

“Siempre decía que se iba a matar, pero nunca amenazó con atacar a mi familia”, recordó la joven.

Beatriz aclaró que seguía en pareja con el uniformado y que incluso anoche hablaron por teléfono para pedirle que lleve pañales a sus hijos pequeños. “Yo le dije que no vaya tomado”, agregó.

“Él no se drogaba, pero hace un mes cambió todo, lloraba mucho, comenzó a tomar y mucho. Nunca fue violento conmigo. Hay una denuncia de violencia familiar, pero no fue conmigo, fue con su otra pareja”, dijo.

La entrevistada recordó además que su ahora expareja siempre decía que de chico sufrió mucho, porque su mamá lo abandonó de muy joven y que en la escuela sufría bullying./HOY