Los escándalos embarran la lucha contra el coronavirus

Luego de presentar su dimisión al Viceministerio de Salud y llamarse a silencio tras el aluvión de críticas al viralizarse un video en el que se lo ve en el festejo de un cumpleaños, contrariamente a lo que pregona el Ministerio de Salud Pública para evitar los contagios masivos de coronavirus, el Dr. Juan Carlos Portillo ayer pidió disculpas a la ciudadanía a través de su cuenta de Twitter.

A las 07:12, Portillo reconoció que cometió un error y que asume las consecuencias de sus actos. El ex viceministro presentó renuncia a las pocas horas de que las redes sociales estallaran con videos y fotos del festejo del cumpleaños de la modelo Magalí Caballero, pareja del ex alto funcionario. ‘‘Agradezco a todos los que me dieron su confianza a lo largo del tiempo. Y pido disculpas a la ciudadanía por el mensaje equivocado que he transmitido’’, escribió Portillo.

Hasta ayer, el polémico video, la renuncia de viceministro y la fiesta de cumpleaños fueron tendencia en Twitter. Los internautas criticaron duramente al funcionario.

Portillo empezó en esta administración de Salud con el cargo de director general de Servicios de Salud y, en mayo de este año, con el nuevo organigrama del Ministerio, ascendió al cargo de viceministro de Atención Integral de la Salud. Al poseer rubro médico, sería reasignado a nuevas funciones.

Hasta el cierre de esta edición, Salud no anunció quién sería el nuevo viceministro. Trascendió que podría ocupar el cargo el Dr. Julio Borba, director de la Dirección General de Desarrollo de Servicios y Redes de Salud.

A este nuevo escándalo que involucra a un viceministro de Salud y que embarra la lucha contra el Covid-19 se suman otros hechos anteriores que generaron indignación ciudadana. Estos son casos con sospechas de corrupción que tienen derivación judicial, como la compra de los insumos chinos, asimismo de tabapocas y del agua tónica, que terminaron con la salida de los presidentes de Dinac y Petropar. Además hay una nueva denuncia por supuesta sobrefacturación en la compra de respiradores y existen retrasos de resultados de los test./UH