Iglesia concede peligroso tiempo a fieles para llevar agua del Pozo

TRADICIÓN. Hasta la última semana, previo al inicio de la novena, dicen, estará abierto el Tupãsy Ykua. RIESGO. Desde Salud se sugirió «cierre inmediato» del Pozo de la Virgen por el descontrol en el lugar.
Lleno. Este fin de semana muchos fieles llegaron hasta el Tupãsy Ykua y nuevamente se pudo observar aglomeración.

Recién a partir del 22 de noviembre el Obispado de Caacupé cerrará el acceso al Pozo de la Virgen, o Tupãsy Ykua; de modo a “dar tiempo” en estos días para que los fieles lleven su cuota de “agua milagrosa”.

Marina Rodríguez, encargada de Comunicación del Obispado de Caacupé, informó que desde la fecha señalada todas las instalaciones del Pozo permanecerán cerradas hasta el 13 de diciembre. Esto incluye la fuente, la capilla, los sanitarios y la santería.

Comentó que la decisión de no cerrar aún el Pozo, como recomendó el Ministerio de Salud Pública (MSP), es porque quieren darle chance a la gente que sigue yendo a la Villa Serrana para que hasta el último fin de semana –antes del inicio de la novena– pueda acudir al tradicional sitio. “Tenemos que darle la oportunidad a la gente lo más posible para que lleve (el agua) y ante de la festividad de la Virgen”, indicó al referir que esa decisión se tomó de forma conjunta entre el Ministerio de Salud, el Municipio y el Obispado.

Esta información no cayó del todo bien en la representación regional de MSP porque serán otras dos semanas de posibles aglomeraciones en ese lugar; pese a que Policías municipales se encargaban de pedir a la gente el uso de los tapabocas y mantener la distancia en la fila.

TELÉFONO CORTADO

El Dr. Eduardo Jara, director de la Tercera Región Sanitaria, insistió en que la sugerencia que elevaron desde la cartera sanitaria –la pasada semana– “fue el cierre e inhabilitación inmediata del Ykua”. Esto teniendo en cuenta la aglomeración que se produce allí los fines de semana.

“De hecho que la Municipalidad había celebrado esa sugerencia y se comprometieron en aplicarla; pero en ningún momento se habló de dar tiempo hasta tal fecha para que la gente pueda ir a llevar el agua”, apuntó.

Comparte que la gente conforme pasen los días –antes del inicio del novenario– acudirá en masa a Caacupé con el riesgo de aglomerarse; sea frente a la Basílica Santuario como en el Pozo de la Virgen.

“Todo elemento que signifique aglomeración preocupa y, hoy en día, uno de esos es la visita al Ykua”, apuntó al coincidir en que es peligroso darles tiempo a los fieles a acudir a dicho lugar. “Por eso insisto en la postura de Salud Pública de sugerir el cierre e inhabilitación inmediata de ese lugar”, refrendó.///UH