Gracias a una brillante mujer, Paraguay retumba en todo el mundo

Gracias al libro de la compatriota Graciela Martínez, nuestro querido país retumba en todo el mundo, es que su obra maestra donde promociona la cultura de un país, fue la ganadora en la Feria Internacional de Gastronomia en Miami, Florida.

Según publicó el portal Abc Color, Paraguay va de boca en boca a nivel mundial, gracias al libro de la compatriota Graciela Martínez, quien ganó el primer puesto al mejor material editorial en promocionar la cultura de un país, en la Feria Internacional de Gastronomía, en Miami, Florida.

“Varios me dicen que por el simple hecho de haber estado acá ya somos ganadores. Aquí admiran muchísimo por el tema de la etnococina, los orígenes de la comida de los guaraníes”, comentaba esta tarde Graciela Martínez, investigadora y autora del libro Poytáva, Origen y Evolución de la Gastronomía Paraguaya, presente en la Feria Internacional de Gastronomía (Fibega) que se desarrolla en Miami, Florida.

En ese momento, Martínez no sabía que no solo tendríamos que agradecer el hecho de ser nominados, sino que festejaríamos el premio a nada más y nada menos que el mejor material editorial en promocionar la cultura de un país, y traeríamos a casa el primer puesto de la competencia internacional denominada Fibega 2019.

«Avyaiterei ko jopói» (estoy muy contenta con este premio), dijo en guaraní, Martínez en su discurso de victoria ante un público en su mayoría extranjero, que en su mayoría no la entendió, pero que ella misma se encargo de traducirles.

La obra de la compatriota compitió junto con otras cinco propuestas internacionales en la categoría de Mejor Trabajo de Promoción Artística en Turismo Gastronómico, algo destacado por la importancia del evento a nivel global.

La autora destacó que este trabajo es un resumen de 35 años de convivir con las comunidades indígenas recabando todo el conocimiento posible, y con una humildad notable, cedió el protagonismo de este reconocimiento. «Este premio es para ellos», dijo.

Graciela Martínez destaca que Poytáva ayuda a reforzar la teoría de que los guaraníes eran unos grandes conocedores en cuanto a los alimentos y que incluso practicaban técnicas de cocción que se creían fueron introducidas por los colonizadores.

“El documento detalla los utensilios de cocción que usaban, las formas de cocción. Por ejemplo, el baño de maría (recalentar al vapor o por calor indirecto) data de antes de la llegada de los españoles, ellos perfectamente hacían con el takype (utensilio de cerámica)”, dijo en comunicación con ABC Digital.

No obstante, la autora enfatiza que lo central que evidencia su investigación, plasmada en este libro, es que los guaraníes “eran personas sabias”. “Muchas de las comidas ya no persisten más que en las comunidades indígenas, porque ellos no buscan sabores, buscan sustento, porque el gusto está en todo lo que consumen. Si quieren algo dulce consumen miel de abeja, si quiere sabor de fruta comen un guavira o un guapuru”, destacó.

Justamente destaca que esta es una “cualidad que hemos perdido porque buscamos sabor y no alimento”. “Buscamos muchas veces ponerle pimienta y sal a todo para buscar sabor. Por eso ellos eran longevos, porque sabían alimentarse. Eran personas sabias, porque sabían en qué momento consumir los alimentos”, comentó Martínez.

Entre tantos sinsabores de la cotidianeidad como son los sonados casos de corrupción de políticos o incluso la difícil situación de miles de damnificados a consecuencia del temporal en nuestro país, la labor de Martínez devuelve con un gusto fresco y agradable el otro lado de nuestro Paraguay, el que se enorgullece de sus raíces, de las cosas bien hechas y del esfuerzo intelectual de sus habitantes.

Esteban Aguirre, editor del libro, justamente celebro el reconocimiento como algo que debe de enorgullecer al país. «Llegó el momento de sentir el orgullo de ser paraguayos, aquel orgullo de la selección de fútbol que era reconocido por la garra guaraní, pero es tiempo que la gastronomía tome ese protagonismo», refirió.

Remarcó el trabajo de Martínez, al igual destacó que este libro fue redactado inicialmente en guaraní y luego fue traducido al español para su publicación. También dijo que el reconocimiento ahora rinde frutos ante la decisión de apoyar un libro que muchos pueden considerar más académico que comercial.

Comentó que como editor, muchas veces es difícil optar por un formato más académico, ante tantas propuestas comerciales -las cuales no desmeritó-, sino que simplemente consideraron que se requería un libro más técnico, para que el mundo conozco lo que es el origen es el cocina paraguaya./Abc Color

Deja un comentario