Elegirán miembro de Corte de entre candidatos cuestionados

La Cámara de Senadores tratará hoy en el primer punto del orden del día de su sesión ordinaria, la designación de un nuevo ministro de la Corte Suprema de la terna que integran Alberto Martínez Simón, Emilio Camacho y Rubén Darío Romero. Los candidatos acudieron ayer ante la comisión de Asuntos Constitucionales y respondieron a cuestionamientos, aunque la mayoría de las preguntas casi no los pusieron en aprietos.

A las 9 horas, está previsto el inicio de la sesión ordinaria del Senado en la que figura la designación del nuevo ministro de la Corte Suprema de Justicia para llenar la vacancia del destituido Sindulfo Blanco. El elegido deberá luego tener el acuerdo del Poder Ejecutivo, según establece la Constitución.

Según lo manifestado ayer en entrevista en radio ABC Cardinal por el presidente del Senado, Silvio Ovelar (ANR, Añetete), la decisión del oficialismo de “liberar” los votos de la bancada inclinaría la balanza a favor de Martínez Simón.

Ovelar reveló que el candidato cuenta con el respaldo de la mayoría de la bancada y también los votos de otras bancadas, que le asegurarían la mayoría que precisa hoy para ser designado ministro del Máximo Tribunal.

En su exposición, Martínez Simón, respondiendo a consultas de senadores, dijo que nunca militó en política partidaria y afirmó no haber sido abogado de Horacio Cartes (con quien dijo también no haber tratado personalmente), aunque admitió haber sido, al inicio de su carrera, abogado del Banco Amambay, propiedad del expresidente.

Sobre la denuncia por tráfico de influencia vinculado al miembro del Consejo de la Magistratura Cristian Kriskovich, dijo que ya había sido candidato antes y que no necesitaba ayuda. Además, sostuvo que el peritaje de un celular que pedía la defensa de la estudiante María Belén Whittingslow no era necesaria porque la existencia de los mensaje fue admitida por la otra parte. Afirmó estar en contra de la reelección vía enmienda, contra la posibilidad de que Cartes sea senador activo y a favor de la figura de la certeza constitucional.

Admitió ser masón, pero dijo que emitió un fallo contra una de las logias.

Sobre la prensa

“Todos podemos decir lo que queramos, la libertad de prensa es absoluta, no existe censura, cualquiera puede decir cualquier cosa, pero tenemos que ser responsables. Es decir, así como yo puedo decir lo que quiera a través de un medio de prensa, el medio de prensa también tiene que ser responsable de aquellas cosas que publica y, si se causó un agravio, tiene que pagar la indemnización. Lo que no podemos coartar es la libertad de la circulación de ideas y de las informaciones. Que cada uno se haga después la historia que crea conveniente de lo que haya leído o lo que haya visto. Pero si la prensa cometió un agravio eventualmente responderá. Lo que no podemos es amordazar a la prensa”, dijo Alberto Martínez Simón./Abc Color

Deja un comentario