Censo inclusivo: Con videollamada censarán a personas sordomudas

Por primera vez se aplicará esta metodología, la cual permitirá que personas con discapacidad auditiva ejerzan el derecho de censarse; a la vez que posibilitará tener un registro fehaciente.

El Censo Nacional de Población y Vivienda 2022, a realizarse mañana en todo el país, tendrá como innovación la incorporación de la tecnología para incluir a personas con discapacidad auditiva en el llenado del cuestionario censal. “Las personas con discapacidad también van a ejercer el derecho de poder censarse”, sostuvo Iván Ojeda, director del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Explicó que en un “centro de relevo” estarán especialistas en lenguaje de señas que recibirán la videollamada de los censistas que lleguen hasta las casas de algún jefe o jefa de hogar sordomudo/a.

En palabras de Ojeda, “por primera vez en la historia del censo” se implementará este método; además que Paraguay “será el primer país que va a utilizar esta metodología” en Latinoamérica.

“En la Secretaría Técnica de Planificación (STP) hay un centro de relevo con especialistas en lenguaje de señas. Siempre que el censista tenga las condiciones y encuentre a personas sordomudas que tienen dificultades en la comunicación lingüística, ellos podrán hacer una videollamada; es decir, el censista con su teléfono llamará a dicho centro para poner en contacto a la persona a censar. Así se realizará el censo mediante la ayuda del traductor”, explicó al acotar que en este equipo cuenta con ocho profesionales en lenguaje de señas.

De cualquier modo, en la página web del INE ya se puso a disposición de la ciudadanía los números habilitados para el efecto: (0994) 999-100, (0962) 331-720, (0962) 331-721, (0962) 331-801, (0992) 921-300.

HASTA 10 POR CASA. El censista urbano tiene 10 casas por censar y en el área rural, 40. Una vez que termina le entrega los materiales al supervisor, quien se encarga de verificar si completaron todos los casilleros o si se llenó bien o no. “En caso de haber inconsistencias, se regresa a la casa y se le pide a la familia que conteste de manera adecuada”, refirió Ojeda.

La toma de la encuesta dura al menos 40 minutos, en promedio. Hay 65 preguntas, divididas en dos grandes dimensiones: Vivienda y Hogar (materialidad, servicios básicos, bienes de confort y estructura) y Población (sexo, edad, nivel educativo, cédula de identidad, empleo, fecundidad, mortalidad, migración y reconocimiento étnico).

La entrevista arranca con el jefe o jefa del hogar, entendido como la persona que tiene la mayor responsabilidad económica del hogar. “Esto es importante porque hoy estimamos que el 40% de los hogares están a cargo de mujeres, a quienes también caracterizamos como jefe del hogar. A su vez, se sabe hoy que los hogares liderados por mujeres son más susceptibles con pobreza y demás”, tiró.

El apartado ‘Materialidad de la vivienda’ –dijo– se refiere al tipo de pared, piso y techo de la casa. Respecto a los bienes de confort del hogar se pregunta si se tiene teléfono, vehículo, heladera, termocalefón, etc. Y ‘estructura’ es sobre cuántas personas viven, etc.

En los datos de Población, se consignarán nombre, sexo, edad, nivel educativo, cédula, datos de fecundidad; si algún miembro falleció en los últimos 12 meses de 2021, etc.

210.000 censistas estarán distribuidos en los diferentes distritos del país para levantar los datos de la población.

65 preguntas están contenidas en el cuestionario que cada encuestador formulará al jefe o jefa de hogar.

40 minutos es el tiempo promedio que demanda el llenado del material censal, de acuerdo estiman en el INE.

55 organizaciones de la sociedad civil participaron del armado del cuestionario para el Censo Nacional 2022.

Habilitan call center para aclarar dudas

Mediante la línea gratuita 178, el INE habilitó ayer su call center para atender las llamadas de la ciudadanía para consultas y dudas sobre el Censo 2022. Un equipo integrado por 35 personas, capacitadas para el efecto, atenderá hoy y mañana todo el día para responder a todas las consultas sobre el proceso del levantamiento de datos. Se puede llamar desde cualquier teléfono móvil o fijo.

Censista: “El que no vive para servir, no sirve para vivir”

Las comillas del título encierran la frase de cabecera de don Óscar Arévalo, quien a sus 75 años de edad se apuntó para ser censista y se convirtió en una inspiración para los jóvenes.

“Como ciudadano paraguayo me puse a disposición más allá de mi avanzada edad. Estoy con 75 años cumplidos y, sin embargo, me siento todavía con entusiasmo, con fuerza, para poder aportar mi granito de arena”, manifestó.

Pese a estar jubilado, no perdió la energía de seguir trabajando: Estudia música, enseña el idioma guaraní, ejecuta la guitarra en un coro parroquial y hace parte de la catequesis en San Lorenzo.

Lo que le empujó a sumarse al Censo Nacional fue “ponerme a disposición del país para un trabajo de esta naturaleza que considero muy importante”, valoró y deslizó su máxima: “El que no vive para servir, no sirve para vivir. Es una frase que no sé quién lo habrá inventado, pero siempre es muy actual”, resaltó.

Cuenta que su hija cuando se inscribió él le dijo que también quería. “Sigo estando activo, estudio música (guitarra popular), enseño el idioma guaraní en mi casa o me voy a domicilio y, últimamente, me dedico a la parte religiosa, integro el coro en la iglesia y formo a los artistas y la liturgia”, comentó.

Conoce la dinámica de este tipo de trabajo censal.

“Tengo experiencia en base a un trabajo que tenía en la Senavitat, donde trabajé seis años en el área social. Salíamos a hacer las entrevistas a la gente que se postulaba para ser beneficiada con las viviendas”, relató al señalar que le tocará visitar 10 hogares en Fernando de la Mora.///UH