Activan la alerta epidemiológica en Paraguay por la viruela del mono

El Ministerio de Salud, a través de Dirección General de Vigilancia de la Salud estableció orientaciones de vigilancia, laboratorio, manejo clínico, así como recomendaciones al personal de salud y a la población en general ante la alerta epidemiológica de viruela símica.

Hasta el 20 de mayo de 2022, son 11 los países que reportaron casos de la viruela del mono: Australia, Alemania, Bélgica, Canadá, Francia, Estados Unidos, España, Italia, Portugal, Suecia y el Reino Unido.

En la Región de las Américas, se notificaron 3 casos de viruela símica en Canadá (2 casos) y Estados Unidos de América (1 caso). Los casos no tienen antecedente de viaje a un área endémica en África Occidental o África Central; la mayoría de los casos iniciales se han detectado en clínicas de salud sexual.

En Argentina se detectó un caso sospechoso, este último domingo, con antecedente de viaje a España entre los días 28 de abril al 16 de mayo de 2022. La investigación se encuentra en curso.

En ese sentido, la Dirección de Vigilancia de Salud indicó que toda persona con síntomas compatibles (en especial erupciones) y antecedentes de viaje a zonas donde está registrando casos, debe realizar aislamiento social, usar mascarilla y realizar la consulta médica.

CASO SOSPECHOSO

Se considera CASO SOSPECHOSO a toda persona de cualquier edad que se presenta en un país no endémico de viruela símica con un exantema agudo inexplicable y que presentó uno o más de los siguientes signos o síntomas:

– Cefalea

– inicio súbito fiebre (>38,5ªC)

– mialgia

– dolor de espalda

– astenia

– linfadenopatía, y

para los cuales las siguientes causas habituales de exantema agudo han sido excluidas: varicela, herpes zóster, sarampión, Zika, dengue, chikungunya, herpes simple, infecciones bacterianas de la piel, infección gonocócica diseminada, sífilis primaria o secundaria, chancroide, linfogranuloma venéreo, granuloma inguinal, molusco contagioso, reacción alérgica (por ejemplo, a las plantas); y cualquier otra causa común localmente relevante de erupción vesicular o papular.

– Durante la realización de procedimientos generadores de aerosoles los profesionales de salud deben utilizar máscaras N95 o equivalentes.

– Se debe establecer el adecuado manejo de casos para evitar la transmisión nosocomial, con un adecuado flujo desde el triaje hasta las salas de aislamiento (en cualquier nivel de atención) evitando el contacto con otros pacientes en salas de espera y/o salas de hospitalización de pacientes internados por otras causas.

– Las personas con síntomas deben realizar AISLAMIENTO ESTRICTO hasta obtener el resultado del laboratorio (confirmar o descartar). Utilizar barbijo quirúrgico bien ajustado, cubriendo nariz, boca y mentón.

– Para los casos que requieren hospitalización, se recomiendan habitaciones individuales o en cohortes (confirmado con confirmado, sospechoso con sospechoso) con ventilación adecuada y baño asignado.

– El aislamiento y las precauciones adicionales basadas en la transmisión deben continuar hasta la resolución del exantema vesicular.

– Las muestras tomadas de personas o animales con sospecha de viruela símica deben ser manipuladas de manera segura por personal capacitado que trabaje en laboratorios debidamente equipados.

– Las normas nacionales e internacionales sobre el transporte de sustancias infecciosas deben seguirse estrictamente durante el embalaje de las muestras y el transporte a los laboratorios de referencia. Los laboratorios de referencia deben ser informados con anticipación sobre el envío de estas muestras para que puedan minimizar el riesgo para los trabajadores del laboratorio.

– Desde la sospecha del caso se debe iniciar la búsqueda e identificación de posibles contactos estrechos.///HOY